Publicidad

¿Hasta cuando aplica la deducción por vivienda?

Durante el mes de Julio, el Gobierno Español suprimió la desgravación por compra de vivienda que había recuperado en su primer programa de medidas de ajuste el pasado mes de diciembre. Esto quiere decir que los que adquieran una casa a partir de 2013 ya no podrán deducirse la hipoteca del IRPF.

En consecuencia, la eliminación de esta ayuda está en línea con las recomendaciones exigidas por Bruselas y aprobadas en la última cumbre europea, por ende, esta medida se incluirá en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2013, ya que se aplicará para los nuevos compradores a partir del año que viene.

La desgravación por compra de vivienda habitual para todas las rentas fue recuperada por el Gobierno en una decisión adoptada en el Consejo de ministros del 30 de diciembre del año pasado. Promueven esta desgravación porque esperan que lo use mucha gente, porque es bueno para ellos y es bueno para España.

Análisis de la historia:

El anterior Ejecutivo de Jose Luis Rodríguez Zapatero, limitó desde enero de 2011 la desgravación a las rentas inferiores a 17.707,2 euros brutos anuales y la eliminó de forma progresiva hasta el umbral de los 24.107,20 euros. El Gobierno de Mariano Rajoy aplicó la deducción con carácter retroactivo, desde el 1 de enero de 2011 y en las mismas condiciones en las que se había aplicado hasta el 31 de diciembre de 2010.

Ahora bien ¿Hasta cuando aplica la deducción por vivienda?, a continuación mencionaremos las condiciones de dicha desgravación:

Los que hayan comprado una casa antes del 1 de enero de 2013 podrán seguir beneficiándose de las condiciones que rigen ahora:

El contribuyente puede desgravarse el 15% de los gastos de la compra de vivienda (adquisición, construcción, ampliación o rehabilitación) hasta un máximo de 9.040 euros. Es decir, el máximo que cada contribuyente se puede desgravar son 1.356 euros.

Desde el 1 de febrero de 2012, los trabajadores que dediquen cantidades de dinero a la compra de vivienda habitual con financiación ajena, es decir, que hayan solicitado un crédito bancario, pueden pedir la disminución de las retenciones soportadas en sus nóminas hasta un límite de 33.007,20 euros de renta anual. Mientras, los empresarios en la misma situación, pueden solicitar la disminución del importe del pago fraccionado a ingresar por la declaración de la renta.

Por otra parte se mantiene el IVA al 4% para productos de primera necesidad, pero sin especificar si la vivienda nueva, que tiene esta categoría hasta diciembre de 2012, seguirá catalogada como tal. En ese caso, las viviendas nuevas y las viviendas protegidas seguirían estando gravadas con el tipo mínimo de IVA y, a partir de enero de 2013, pasarían al tipo reducido del 10% (frente al 8% actual).

Se supone que la medida podría provocar un repunte de la venta de viviendas hasta diciembre, especialmente las nuevas, que, salvo nuevas matizaciones, conservarán un IVA muy reducido. En mayo, el mercado residencial registró apenas 27.200 operaciones.

Se planteó la retira la desgravación fiscal por compra de vivienda habitual que recuperó en diciembre de 2011 como una de sus promesas electorales. A partir de 2013, los nuevos compradores -sea cual sea su renta- no podrán desgravárselas en el IRPF.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *