Publicidad

250.00 pisos valen menos que sus hipotecas

Según las estimaciones de los analistas del mercado inmobiliario, al menos 250.000 inmuebles en nuestro país tienen un valor de mercado inferior al valor de las hipotecas que tienen constituidas sobre ellos, lo cuál provoca una situación de bloqueo de difícil solución.

Porque si un piso tiene un valor de mercado por encima de su hipoteca, en caso de dificultad siempre puede ser vendido y con el dinero obtenido se puede amortizar el total de la hipoteca restante, haciendo que el problema económico puntual que se pueda tener desaparezca de manera inmediata.

De la misma forma, si la hipoteca que aún se adeuda a la entidad financiera tiene un valor inferior al valor de mercado del piso, la entidad puede plantearse en determinadas circunstancias el aceptar la dación en pago como solución alternativa al desahucio.

Sin embargo, con un valor de mercado por debajo de la hipoteca, todas estas soluciones alternativas desaparecen y sólo queda la opción de tener que seguir pagando la hipoteca de manera religiosa, y sin ninguna otra posibilidad, lo cuál genera un problema evidente.

Un problema en el que se han metido las entidades financieras ellas solitas, por su irresponsabilidad durante los años de boom inmobiliario, y su flexibilidad extrema a la hora de conceder hipotecas, de manera que ahora el paquete les ha explotado en las manos.

Todos los técnicos inmobiliarios aconsejan que el límite por el que debiera concederse una hipoteca no debería exceder nunca el 80% del valor de tasación del inmueble, mientras que durante los años de burbuja inmobiliaria hipotecas por el 100% del valor de la vivienda, o incluso el 120%, lejos de ser la excepción eran casi la norma.

Ello ha provocado que en el momento en el que los precios de las viviendas han comenzado a bajar, en una media que se calcula para el conjunto de España del 20%, y con casos específicos de descensos de casi el 50%, especialmente en las zonas de la costa, lugar de viviendas de segunda residencia, el valor de los pisos ha acabado cayendo por debajo del valor de sus hipotecas de manera inexorable, y provocando la situación actual.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *