Agrupar hipotecas

| 10/07/2013 | 0 Comentarios

Cuando hablamos de agrupar una hipoteca, nos estamos refiriendo a que podemos juntar aquellas deudas diversificadas que poseamos y convertirlas en una sola, unificándolas. Para ello, se deben cancelar las hipotecas mediante una entidad que nos avale la operación y se convierta en nuestro único acreedor.

Esto tiene una gran ventaja para aquellos que se encuentren ahogados tanto por sus préstamos hipotecarios como con otra obligación, para poder afianzar todo bajo un mismo interés y una misma cuota que, le permita abonar menos mensualmente.

Entonces ¿por qué no agrupamos las deudas siempre? Lo importante es saber que no siempre el agrupar hipotecas es una buena opción. Muchos factores influyen en la selección o no de este método de refinanciación, a ser:

  • Gastos de cancelación que tendrá en la cancelación de sus obligaciones actuales.
  • Tipos de interés de las hipotecas actuales y los tipos de interés que obtendrá con la agrupación de sus hipotecas.
  • Gastos de contratación e intermediación.
  • Nuevo plazo y total de pago. Lo que sucede es que al agruparlas, el plazo se incrementa y en consecuencia la totalidad de la deuda.

Es importante consultar bien y trasladar todo a valores actuales o finales para conocer si estamos abonando demás o no. Muchas veces los asesores bancarios con tal de poder vender un producto, lo van a disfrazar de rosas y mostrarnos que pagamos mucho menos. Pero no debemos olvidar que el tiempo también vale.

Tags:

Categoría: Guía hipotecaria

Deja un comentario


Logo FinancialRed