Publicidad

Aplazar la hipoteca

En tiempos donde la crisis económica mundial afecta con gran intensidad al mercado español es cada vez más frecuente el problema al que se enfrentan muchos adjudicatarios de préstamos hipotecarios en cuestión al pago del mismo, teniendo que mucha casos entrar en cesación.

Una de las alternativas más usadas cuando se tiene estos tipos de problemas es el uso de la opción del plazo de carencia, que si bien no significa aplazar en tiempo la hipoteca en cuanto a su cancelación, si sirve para bajar la cuantía de las cuotas y no caer en un listado de morosidad que luego dificulta cualquier tipo de operación que se quiera realizar en una entidad financiera.

Todos estos tipos de créditos poseen un período opcional de carencia, durante el cuál el titular, o titulares, de la hipoteca sólo pagan intereses en su cuota, es decir, que no se
amortiza capital. Como mencionamos anteriormente el objetivo es reducir los importes de las pagos, siendo este método uno de los predilectos a la hora de desarrollar nuevos proyectos.

En lo que se debe tener cuidado cuando se quiere posponer la amortización es en las financiaciones que ofrecen
carencia total, dado que supone un respiro en los primeros meses pero que al final terminan perjudicando dado el alto nivel de acumulación de intereses.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *