Publicidad

Aumenta la demanda de hipotecas inversas

A pesar de que las entidades financieras han cerrado el grifo de las hipotecas en general, y de las hipotecas inversas en particular, lo cierto es que en estos primeros cuatro meses del año 2011, se ha producido un incremento del 17% en la demanda de hipotecas inversas.

Pero, ¿qué son las hipotecas inversas?

Son hipotecas destinadas a personas mayores de 65 años con una vivienda en propiedad, de forma que la entidad financiera tasa su vivienda y les entrega una cuota mensual durante un plazo determinado, pasando la propiedad de la vivienda a manos de la entidad financiera una vez finalizado el plazo, o al fallecimiento del titular. Los herederos tienen luego derecho a recuperar la vivienda pagando una cantidad estipulada previamente en el contrato de hipoteca inversa.

En definitiva, se trata de un manera de complementar la pensión que reciben los jubilados españoles (un 40% menor que la media europea), gracias a poseer una vivienda en propiedad (el 87% de los mayores de 75 años tiene una vivienda en propiedad).

Las hipotecas inversas llegaron a nuestro ordenamiento jurídico en el año 2004, y desde entonces han ido ganando en popularidad y conocimiento por parte de las personas jubiladas, que al perderle el miedo inicial habitual a todos los productos financieros novedosos, han comenzado a confiar en su validez.

Y es que la hipoteca inversa es la mejor manera de disponer de unos ingresos mensuales elevados durante los años de jubilación, para poder disfrutar así del asueto de esa época.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *