Publicidad

Cómo elegir la Vivienda en NovaGalicia Banco

Existen varias formas por medio de las cuales podrás encontrar la vivienda deseada, aunque por ser las más habituales en NovaGalicia Banco te brindan los siguientes consejos:

Una herramienta útil son los buscadores inmobiliarios en Internet, poseen una gran cantidad de ofertas inmobiliarias y además te permitirá ahorrarte mucho tiempo. Otra opción sería acudir a prensa especializada de oferta inmobiliaria, en los anuncios por palabras de la prensa general. La oferta suele ser más reducida que los buscadores inmobiliarios de internet y además la información que nos permite conocer acerca de la vivienda es bastante escasa.

También a un agente de la propiedad inmobiliaria (API), cuya función principal es la de mediación y corretaje en operaciones de compraventa y préstamos con garantía hipotecaria. La ventaja de acudir a ellos, es que te buscarán aquella vivienda que se ajuste más a tus necesidades y presupuesto.

Otra opción es acudir a una empresa promotora. En muchas ocasiones, se trata de viviendas sobre plano, es decir, no construidas, aunque se suele disponer de un piso piloto para mostrar a potenciales compradores cómo será su casa una vez esté finalizada la construcción. Al visitar el piso piloto conocerás la distribución de la vivienda y la calidad de los materiales. Además, podrás elegir la situación de tu vivienda o realizar posibles cambios sobre el plano. El inconveniente que presentan es que en el precio de venta del inmueble va incluido el porcentaje de dinero con el que se quedan las agencias por haber realizado la gestión al vendedor. Normalmente, está entre el 3% y el 5%.

A la hora de escoger la vivienda hay que tener en cuenta una serie de factores o elementos básicos que afectarán directamente al precio y más tarde a su calidad de vida:

Superficie

El precio de la vivienda es proporcional a su superficie. Debes tener en cuenta que esta superficie puede expresarse de diferentes formas:

Superficie útil. La suma de todos los espacios de la vivienda sin incluir el grosor de las paredes. Normalmente, la superficie interior de la casa y de los balcones, azoteas y patios se indican por separado.
Superficie construida. Es la suma de la superficie útil y el grosor de las paredes y, a veces, las de patios y conductos de ventilación.
Situación

La elección de la zona condiciona el precio de compra de la vivienda y los gastos. Por lo tanto, es importante que analice objetivamente los siguientes factores:

  • Servicios. Comercios, escuelas, servicios sanitarios, zonas verdes,supermercados…
  • Desplazamientos. Distancia del trabajo, facilidad de aparcamiento.
  • Orientación. Número de habitaciones exteriores, iluminación natural.
  • Mejoras. En caso de haberlas, deberíamos añadir a ésta el coste que esto conllevaría.
  • Calidad de la construcción

Estructura. Debemos valorar ciertos aspectos como los defectos en la estructura o los cimientos, que generalmente se detectan con la aparición de grietas y humedades, no se podrán comprobar hasta pasado un cierto tiempo desde la construcción del edificio.

El nivel de los Acabados. Si éstos son como desea. Pintura, baldosas, parqué, zócalos, molduras, no olvide comprobar su calidad y colocación.
Orientación. Número de habitaciones exteriores, iluminación natural.
Instalaciones

Aislamiento térmico de la vivienda respecto a la temperatura exterior.
Agua: todos los grifos deben funcionar correctamente, han de poder abrirse simultáneamente sin que se pierda demasiado caudal de agua.
Gas: que tipo de gas utiliza la vivienda: natural, ciudad o butano. Comprobar que la instalación se encuentra en buen estado.
Electricidad: asegúrate que todas las tomas de corriente tengan toma de tierra.
Calefacción: que sistema de calefacción tiene la vivienda: Eléctrico, radiadores de gas, de aire caliente, etc.. Si es central o individual.
Registro de la propiedad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *