Publicidad

Compra de vivienda ¿Hipoteca o en efectivo?

1Esta duda puede surgir a la hora de adquirir una vivienda. ¿Debo pagar la vivienda en efectivo o mediante una hipoteca? ¿Por financiación propia o ajena? La respuesta puede parecer sencilla: si se dispone de la cantidad requerida, en efectivo, si no, con una hipoteca. Pero esta decisión entraña más factores que deben de tenerse en cuenta.

La gran mayoría de las personas que deciden comprar una vivienda, optan por una hipoteca porque no disponen del capital total requerido, lo que significa que la duda tratada en este artículo ni siquiera es una opción para ellos. Por lo tanto, para analizar qué opción de compra merece más la pena, vamos a suponer que sí se dispone del capital total necesario.

Ventajas de solicitar una hipoteca

La gran ventaja a la hora de solicitar una hipoteca es la posibilidad de acceder a las deducciones fiscales por adquisición de vivienda habitual. ¿Cómo acceder a estas deducciones?

Para empezar, se deben cumplir una serie de requisitos:

  • Tras la compra de la vivienda o, en caso de reformas, tras la terminación de las obras, no han de pasar más de doce meses desde que el contribuyente comience a habitarla de manera efectiva y permanente.
  • Una vez efectuada la compra, la vivienda deberá ser el lugar de residencia del comprador durante un plazo continuado mínimo de tres años.
  • Se consideran también deducible bajo este concepto los anexos y plazas de garaje adquiridas junto con la vivienda.

Casa comprada antes de 2013

Las deducciones son accesible para todos el mundo, sin límite. El porcentaje fijado es de un 15% sobre las cantidades aportadas con un límite máximo de 9.040 euros. Aunque se aporte una cantidad mayor, sólo se podrá aplicar la deducción sobre estos primeros 9.040 euros.

Entre las cantidades a desgravar se debe incluir el capital amortizado, los intereses satisfechos y los gastos derivados de la financiación, como por ejemplo un seguro de vida ligado a la misma y que la mayoría de bancos obliga a contratar junto con el préstamo hipotecario.

Casa comprada a partir del 1 de Enero de 2013

Para este año, en la Ley de Presupuestos Generales de 2013, se han eliminado las deducciones por compra de vivienda habitual para las viviendas compradas este año. Con la anterior legislación, las deducciones fiscales a efectos prácticos podía llegar a ascender hasta 1.350 euros anualmente. Ahora esa ventaja fiscal desaparece.

La única excepción es para aquellos que cerraran la compra-venta de una vivienda en construcción en 2012 y está no terminó de construirse en ese año. Pueden terminar de firmarse todos los papeles en 2013 y aún así seguir beneficiándose de las ventajas fiscales.

hipo 100

Ventajas de pagar en efectivo

Cuando se dispone del dinero necesario en efectivo, comprar la vivienda de esta manera nos permite ahorrarnos todos los gastos derivados del préstamos hipotecario contraído, veamos en qué consisten estos gastos:

  • Comisiones, que dependen de la entidad y pueden ser negociables: De apertura, de estudio y de amortización y cancelación anticipada.
  • Gastos asociados a la contratación: Tasación, registro, notaría, gestoría, e impuestos.
  • Seguros, a veces recomendados y otras veces obligatorios.

Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, estos gastos han aumentado, encareciendo las hipotecas. Esto afecta sobre todo a las viviendas baratas. En el caso de la compra de una viviendo de 80.000 euros, al solicitar una hipoteca el coste total de esta vivienda puede verse aumentado en hasta un 40%, resultando muy poco rentable.

Al pagar una vivienda en efectivo, nos aseguramos que el precio final no se verá aumentado.

Por supuesto, pagar una vivienda al contado, también ofrece la seguridad de que aunque en el futuro desciendan nuestros ingresos, contaremos siempre con este activo, por lo que no podremos ser desahuciados

Una vez expuestas las ventajas que ofrecen las dos alternativas, llega la hora de hacer una valoración.

Actualmente, si se dispone del importe necesario para efectuar la compra de una vivienda, la mejor opción será pagar en efectivo, ya que esto supondría la anulación de los gastos derivados de la contratación de una hipoteca y además, no se estaría renunciando a ninguna ventaja fiscales por compra de vivienda.

A continuación les sugerimos un vídeo explicativo sobre como modificar el borrado de la renta: Deducción por adquisición de vivienda habitual:

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *