Publicidad

Créditos Hipotecarios: Tipos y características

Sabemos que existen diferentes Tipos de préstamos hipotecarios, a continuación nos encargaremos de explicar cada uno, para que a la hora de comprar una vivienda, sepa que tipo de crédito hipotecario es el que más le conviene.

La oferta de préstamos hipotecarios es muy amplia y variada, para mayor información. No obstante, pese a la multitud de nombres comerciales diferentes, se pueden distinguir cuatro tipos básicos de préstamos existentes en el mercado:– Préstamo Hipotecario a interés fijo:
En este tipo de préstamo el tipo de interés permanece inalterable durante toda la vida del préstamo, es decir, la
cuota a pagar se mantiene constante. Esto da cierta seguridad, si los tipos de interés suben, no se verá afectado, pero también tiene un inconveniente, si los tipos de interés bajan no podrá beneficiarse.

Otra característica de este tipo de préstamos es que suelen tener un plazo más ajustado (de 12 a 15 años generalmente) y la comisión por cancelación anticipada es mayor. Es importante recordar este hecho si tiene pensado destinar parte de los ahorros futuros a reducir el importe del préstamo o el plazo.

– Préstamo Hipotecario a interés variable:
Es un préstamo en el que para el primer año (o para el primer periodo) se acuerda un tipo de interés. Para los años restantes, se va modificando según el índice de referencia acordado en el contrato, añadiéndole un diferencial que varía en función de las
condiciones del mismo.

Su principal ventaja es que permite beneficiarse de las rebajas de los tipos aunque, lógicamente, también recogen las subidas.

Este tipo de préstamo se caracteriza porque su plazo de amortización es mayor, puede llegar a 25 ó 30 años, y la comisión por amortización anticipada suele ser menor que en caso de interés fijo.

– Préstamo Hipotecario a interés mixto:
Son aquellos en los que se combina un período en el que el interés permanece fijo, dos, tres o más años, y otro en el que éste es variable y se va ajustando al mercado. Combinan las ventajas e inconvenientes de los préstamos fijos y los variables aunque,
al acortar dos periodos diferentes los riegos quedan más diluidos. El plazo de amortización y las comisiones por cancelación anticipada suelen ser parecidos a las variables.

– Préstamo Hipotecario de cuota fija:
Son préstamos a interés variable pero se asemejan a los préstamos a tipo fijo en la medida en que el cliente paga siempre la misma cuota al margen de la evolución de los tipos de interés. La diferencia es que si los tipos suben, en lugar de pagar más cuota, se alarga el plazo de amortización; y si bajan, se acorta.

Su principal inconveniente es la incertidumbre, ya que se desconoce el plazo de duración del préstamo, siendo su principal ventaja la seguridad de que la cuota no va a variar durante la vida de la operación.

A continuación mostraremos un cuadro en donde se podrán visualizar los tres tipos de préstamos y se marcan las características puntuales de cada uno:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *