Publicidad

El nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación llegará a un millón de hogares

Empezamos a tener algo de buenas noticias sobre el sector de la vivienda, al menos el objetivo es el que se persigue.

Así, el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, que nace con el doble objetivo de facilitar el acceso a una vivienda de los ciudadanos con más dificultades, pero también de rentas medias, al tiempo que busca aprovechar la producción sobrante de vivienda libre para ampliar el parque público al servicio de la población.

Algo bastante difícil de conseguir en los tiempos que corren, que el Ministerio de Vivienda intenta arraigar de la mejor manera posible. Además, el Gobierno cumple con el compromiso de aprobar el PEVR este año, cuando el anterior aún está en vigor evitando la paralización que se podría producir en el tránsito entre uno y otro.

El PEVR prevé 996.000 actuaciones en los próximos cuatros años, un 38% más que el Plan anterior, para permitir el acceso de los ciudadanos a viviendas en compra y especialmente en alquiler, promover la urbanización de suelo para VPO y mejorar el parque de viviendas actual.

Este plan tiene la meta de cambiar el modelo de construcción extensiva de obra nueva por otro intensivo sobre el parque edificado que no consume suelo, genera actividad en las industrias auxiliares y requiere incluso más mano de obra que la nueva edificación, con lo que puede absorber buena parte del desempleo en el sector.

Entre los beneficiarios, que tendrán prioridad en el acceso a la vivienda protegida y ayudas reforzadas, figuran las familias con ingresos más bajos, mayores, jóvenes, mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad o familias monoparentales con hijos y las numerosas, así como otros colectivos en situación o riesgo de exclusión social que determinen las CCAA.

Ahora se añaden las personas dependientes, separadas o divorciadas al corriente del pago de las pensiones, afectados por situaciones catastróficas, personas sin hogar o procedentes de operaciones de erradicación del chabolismo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *