¿Hipoteca online o Hipoteca Convencional?

| 25/11/2014 | 0 Comentarios

Cuando nos planteamos la solicitud de una hipoteca, antes siquiera de entrar plazos de amortización, las posibilidad de plantearnos los diferentes modelos de hipotecas en función de los tipos de interés, los plazos de amortización, las posibilidades de carencia, los gastos, etcétera, , realmente es más que probable que la primera cuestión que no surja sea sobre la conveniencia de acercarnos a las propuestas de las hipotecas a través de Internet, ya que, se acepta como hecho universal, que son más baratas.

Y a pesar de que en los últimos meses los diferenciales en las hipotecas online se han ido aproximando peligrosamente a los diferenciales de las hipotecas convencionales, lo cierto es que si, siguen siendo más baratas de media.

Tres consejos básicos para ahorrar antes de la firma de la hipoteca

 

Hipoteca online vs Hipoteca Convencional
No hay ningún misterio detrás de esta opción más económica de hipotecas. Lógicamente la contratación online exime a quien la presta de gastos que la contratación convencional no hace, pero, además, la propia política de concesión de las hipotecas en Internet, limitada a perfiles económicos de bajo riesgo para la entidad, permite exactamente lo que hace, abaratar costes.

Desde luego otra de las ventajas importantes que este tipo de hipotecas presenta es el hecho de la agilidad en la contratación y tramitación. Realmente, se puede fraguar la parte del león de la contratación de estas hipotecas desde la comodidad de nuestro propio hogar, que sólo deberemos abandonar para la firma notarial, además, es cierto que una vez aprobados los trámites iniciales y concedida la hipoteca, la velocidad de concesión media es superior a la de la hipoteca convencional.

Pero no todo es de color rosa, en primer lugar la hipoteca online resulta mucho más restrictiva (por si fuera poco) que la hipoteca convencional, sólo se muestra interesará en clientes con perfiles de riesgo mínimo en pago, por lo que, el endurecimiento de las condiciones mínimas de concesión es realmente notable.

Del mismo modo que se nos ofrece un modelo de contratación rápida y ágil, la eliminación del concepto de intermediación, o su reducción a la mínima expresión, hace que estemos ante una propuesta en la que los márgenes de negociación son mínimos, a diferencia ciertamente de la contratación de una hipoteca convencional donde la intermediación personal aporta en teoría un mayor margen de contratación.

Asimismo de media, estas hipotecas resultan más rígidas en lo que a límites máximos de financiación y plazos de amortización se refiere.

Categoría: Guía hipotecaria

Deja un comentario


Logo FinancialRed