Publicidad

Prevision subida euribor

Las previsiones iniciales respecto del comportamiento del Euribor, el indicador más utilizado como referencia en las hipotecas españolas, situaban su cierre al final de 2011 en torno del 1,70% – 2,00%. Sin embargo, estas estimaciones no tenían en cuenta la subida de los tipos de interés oficiales hasta mediados de 2012 y por tanto, han debido ser revisadas al alza.

En este último tiempo, el aumento del precio del petróleo y en consecuencia, de las presiones inflacionistas, originadas en las tensiones en los países árabes, ha llevado al BCE a anticipar la subida del precio del dinero, sospechas y tensiones que ya comienzan a ser recogidas en el Euribor.

Los expertos atribuyen la fuerte rápida suba que el Euribor registró durante febrero y lo que va de marzo a una anticipación de las expectativas, y por tanto estiman que este indicador aún está lejos de dispararse.

De hecho, y aunque aún no hay un fuerte consenso, las nuevas previsiones sitúan al Euribor entre el 2,25% y el 2,50% a fin de este año.

No se espera que durante 2011 se produzcan grandes variaciones, aunque se espera la continuación de la tendencia alcista. Esta afirmación tiene su origen en la realidad de que el Euribor se ha anticipado y ya ha descontado la subida de los tipos de interés. Por tanto, la confirmación de tales medidas no deberían impactar severamente en el indicador.

Los hipotecados están atemorizados, y es que después de la experiencia de los años en los que el indicador superó el 5%, y la trágica forma en la que impactó en los bolsillos españoles, estas subas inesperadas no son para ser tomadas a la ligera.

Por su parte, José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, prevé que el Euribor se acercará al 1,8% ya en el mes de junio.

A estas perspectivas se suma la opinión de Gregorio Izquierdo, director de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), que prevé que el Euribor llegue al 2,2% en junio y un poco más a finales de año.

Para Carlos Orduña, presidente de economistas asesores financieros del Consejo General de Colegios de Economistas de España, quien sitúa al indicador entre el 2,25% y 2,50% al cierre de 2011, a través de subas parejas y continuadas.

Tal como apunta José Carlos Díez, analista jefe de Intermoney, las subidas más significativas se notarán en el verano de 2012, ya que desde que el BCE sube los tipos hasta que el alza se traslada a las hipotecas pasan de seis a nueve meses.

A los consumidores no nos queda más que resignarnos a que las hipotecas se van a encarecer, y en consecuencia se reducirá la renta disponible de nuestros hogares, así como la capacidad de consumo que ostentamos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *