Publicidad

¿Qué Préstamo Hipotecario me Conviene?

En primer instancia hay que definir a un crédito Hipotecario como aquel préstamo que le permite acceder a la vivienda que usted desea, pudiendo obtener unos importes de financiación superiores, a unos tipos de interés bastante más reducidos que los concedidos en otro tipo de préstamos, en los que el inmueble no queda hipotecado como garantía del pago de la operación.

Hay que saber también que existen distintos tipos de créditos:

Fijo: El tipo de interés nominal permanece invariable a lo largo de la vida del préstamo, con independencia de las variaciones del mercado hipotecario. Permite asegurar que, aunque varíen los tipos de interés, no cambiarán las condiciones de su préstamo y pagará siempre lo mismo.

Variable: Se fijan en relación a un índice de referencia, que evoluciona al alza o a la baja según las oscilaciones del mercado, al que se suma un margen o diferencial, estableciéndose una revisión periódica de actualización del índice. En esta modalidad el tipo de interés se revisa semestralmente, de modo que la cuota mensual se ajusta a las tendencias del mercado. En este caso, el plazo de su préstamo se mantendrá siempre fijo, variando periódicamente las cuotas mensuales.

Mixto: Son aquellos tipos que combinan las ventajas de la certidumbre de las cuotas en el primer tramo de la vida del préstamo, con la adaptación de las cuotas a la evolución del mercado a largo plazo; es decir, combinan un tipo de interés fijo (con una duración determinada al principio del plazo) con un tipo variable para el resto del plazo de su préstamo.

Cuota fija: La cuota a pagar es siempre la misma, incluso existiendo variaciones del tipo de interés, lo que conlleva el reajuste continuo del plazo.

A la hora de seleccionar su préstamo hipotecario, es conveniente que tenga en cuenta lo siguiente:

Uno de los aspectos más importantes a considerar es el plazo de amortización, o lo que es lo mismo, el número de años de los que va a disponer para pagar y liquidar su deuda. Es fundamental elegirlo adecuadamente, ya que cuanto más lo alargue, más intereses pagará. Es decir, encontrar el plazo de amortización idóneo a sus necesidades significa hallar la mejor relación posible entre la cantidad que ha solicitado para la compra de su vivienda y los intereses que ha de pagar.

En cualquier caso, considere qué porcentaje de sus ingresos puede destinar al pago de las cuotas del préstamo, para no endeudarse por encima de sus posibilidades. Analice cuál es el importe por el que se puede endeudar anualmente, y al que podrá hacer frente sin problemas. Para ello deberá calcular: 0,35 x (el importe de su salario neto anual – pagos anuales que realice por otras deudas o préstamos que tenga, tanto en la misma entidad como en otras entidades).

Con estos datos, usted conocerá su capacidad de endeudamiento anual. Si desea calcular el importe mensual, deberá dividir el resultado obtenido anteriormente entre 12. De este modo, podrá saber cuál será el precio de la vivienda a la que aproximadamente puede acceder, en función del plazo de amortización elegido.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *