Publicidad

¿Vuelve la banca a las andadas con préstamos dudosos?

Nos llega a través de Eleconomista.es la denuncia de la aseguradora Genworth sobre las hipotecas de la banca sobre sus propias viviendas. La aseguradora explica que las entidades financieras están volviendo a aprobar créditos dudosos para poder limpiar su cuentas de de inmuebles.

Se trata de un nuevo toque de atención a la banca por unas prácticas cuanto menos sospechosas. Y es que desde el estallido de la crisis los bancos han tenido que asumir una enorme cartera de pisos proveniente de los préstamos incobrables que en su día dieron a las inmobiliarias. Ahora, tras el cambio de la normativa en la forma de contabilizar estos activos, muchas entidades financieras luchan por sanear sus balances deshaciéndose como pueden de estos pisos y en un momento de escasez de crédito el poco dinero disponible está yendo a parar precisamente a este fin.


Los buscadores inmobiliarios de los grandes bancos son los que mejores ofertas presentan para la financiación de vivienda. De hecho, nuestro ranking de hipotecas que financian el 100% de la vivienda se nutre principalmente de este tipo de préstamos y lo mismo puede decirse de las hipotecas a 50 años (un rara avis en los tiempos que corren) y las hipotecas a 40 años, en otros tiempos una ‘norma’ y ahora cada vez más escasas. Y es que como explica Ángel Más, presidente ejecutivo de crédito hipotecario par Europa de Genworht, “no importa lo bueno que sea tu perfil de riesgo porque no te van a dar crédito”. A no ser, claro está, que el dinero sea para comprar una vivienda del propio banco. En estos casos sí que suele haber dinero fresco disponible.

El problema de este tipo de prácticas es que, dejando de un lado consideraciones éticas, están terminando de drenar el poco crédito disponible que hay en el mercado, lo que a su vez paraliza la compra-venta de viviendas de segunda mano y en muchos casos también las viviendas de nueva construcción.

Un banco malo ¿La solución?

Esta ha sido la respuesta de los promotores inmobiliarios. El presidente de la patronal de los promotores y constructores de España, José Manuel Galindo, explica en una entrevista a Europa Press que la creación de un “fondo para la reestructuración de los activos financieros” que evite que dichos activos -los adjudicados, créditos dudosos y subestándar- pierdan valor con el paso del tiempo es la solución para sanear las cuentas de los bancos. Dicho de otra forma, un banco malo que se quede con toda la basura para que las entidades financieras puedan seguir adelante dejando atrás sus errores en la burbuja inmobiliaria.

Y los promotores no son los únicos, la gran banca también apuesta por la creación de este banco malo, algo que Novagalicia ya ha hecho con la creación de su Unidad de Gestión de Activos Sigulares, un banco que se dedicará a gestionar los activos no estratégicos de la compañía.

La idea del banco malo vuelve a surgir ahora que Europa ha elevado los criterios de core capital que deben asumir las grandes entidades financieras y después de que los esfuerzos de bancos y cajas por sanear sus balances estén demostrando ser estériles o por lo menos no suficientes.

También te puede interesar:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *