Publicidad

¿Por qué los bancos no conceden hipotecas?

Si algo sorprendente nos está trayendo esta crisis financiera y económica es el hecho de que las entidades financieras están tirando piedras contra su propio tejado, es decir, están dejando de hacer aquello con lo que ganan dinero.

El verdadero negocio de las entidades financieras es el préstamo de dinero para cobrar intereses por ello y conseguir beneficios de la operación. Sin embargo, basta con acercarse a una sucursal de cualquier banco o caja para comprender que en estos momentos la ecuación no funciona de manera tan lógica.

El hecho es que los bancos no prestan dinero, muy a su pesar, por el mero hecho de que no tienen dinero líquido, dinero para prestar. El dinero que tienen está apalancado en las propiedades que han ido embargando durante los años de la crisis y ello ha provocado que no puedan permitirse el lujo de desprenderse del dinero que tienen.

Porque, además, los mercados internacionales han secado el grifo del crédito y no ofrecen la liquidez que las entidades financieras requieren. De ahí que haya surgido la guerra del pasivo, mediante la cuál los bancos y cajas españoles están intentando obtener de los ahorradores privados la liquidez que no consiguen a través de los cauces habituales.

Para que la situación se desbloqueé, las entidades financieras necesitan convertir en líquido los pisos y el suelo que han conseguido mediante embargos hipotecarios. Entonces, podrán prestar ese dinero a los ciudadanos y a las empresas, dinamizar la economía y conseguir ellos mismos el beneficio que necesitan para seguir operando de manera normalizada.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *