Publicidad

Comprar una casa ahora es más fácil. ¿Verdad o mentira?

imagesEn los últimos años se ha podido observar una rebaja drástica del precio de las viviendas. Por supuesto, esto no sorprende a nadie, especialmente teniendo en cuenta que la mayor parte de la culpa de la crisis que vive España actualmente la tiene la explosión de la burbuja inmobiliaria.

Por tanto, es fácil encontrar a día de hoy viviendas con precios realmente baratos, sobre todo si se comparan con precios de 2008 o 2009. Esto haría pensar a muchos que, por tanto, ahora muchos más españoles podrán permitirse adquirir una vivienda. ¿Es esto así realmente?

A la hora de valorar la capacidad de los españoles para adquirir una vivienda se han de considerar varios factores:

  • Cantidad de liquidez disponible. Actualmente, si se dispone del importe necesario para efectuar la compra de una vivienda, la mejor opción será pagar en efectivo, ya que esto supondría la anulación de los gastos derivados de la contratación de una hipoteca y además, no se estaría renunciando a ninguna ventaja fiscales por compra de vivienda. Si no se dispone de esta cantidad, se deberá contraer una deuda con alguna entidad bancaria al solicitar una hipoteca. El problema es que actualmente, las hipotecas tienen comisiones muy altas. Contratar una hipoteca y especialmente para casas baratas, sale muy caro.
  • Concesión de crédito rápido. Hace unos años, solicitar un préstamo, era realmente fácil. Los requisitos para la concesión del préstamo eran pocos y sencillos de cumplir y el interés no era muy alto. Esta fórmula claramente no funcionó, por lo que actualmente todo el sistema ha cambiado, los tipos de interés impuestos son más altos y los requisitos mucho más estrictos.
  • Inestabilidad laboral. Hay mucha gente que se encuentra en buena situación económica, que cuenta con los requisitos para poder adquirir una vivienda pero que sin embargo, no tienen nada claro que su situación vaya a mantenerse así en el futuro. La falta de seguridad cuando se trata de mantener el empleo es un factor que echa a muchos para atrás cuando se trata de comprar una vivienda.
  • Viviendas baratas en mal estado. No tiene porqué, pero en muchos casos, las viviendas que se están poniendo en venta actualmente a precios realmente bajos, acarrean muchos problemas. En ocasiones, los propietarios no han podido o no han querido hacer frente a gastos que eran necesarios en la casa por lo que la vivienda se encuentra en un estado pésimo. El coste que supone reformar la vivienda puede llegar a ser muy caro cuando las condiciones son muy malas y finalmente, la vivienda no resultará tan barata como parece.

Estos factores afectan a la rentabilidad de la inversión. Es verdad que actualmente los precios de las viviendas se han visto muy reducidos pero eso no quiere decir que para la mayoría de los españoles sea ahora más fácil adquirir una.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *