Publicidad

El 15-M detiene un nuevo desahucio

El movimiento 15-M apoyado por la Asociación de Afectados por la Hipoteca sigue en su cruzada contra los desahucios, tratando de paralizar el mayor número posible de ellos, especialmente los que están relacionados con dramas sociales que poco tienen que ver con los problemas económicos circunstanciales y coyunturales.

El último desahucio detenido ha sido este pasado viernes en el madrileño barrio de Carabanchel, donde una madre y su hijo iban a ser echados de su casa de alquiler por una deuda contraída el año pasado con el IVIMA (la sociedad que gestiona el alquiler público en la Comunidad de Madrid).

Según las informaciones facilitadas por los portavoces de la plataforma 15-M, esta familia dejó de pagar el alquiler durante el año 2010 acumulando una deuda de 1.300 euros, pero durante el 2011 se encuentra a corriente de pago.

Por lo que parece se trata de una familia desintegrada como consecuencia de la violencia de género, lo cuál propició la falta de pago durante el año pasado. Sin embargo, y a pesar de tratarse de una deuda pasada y con voluntad de pago, el IVIMA sostiene que el pago se realiza, en cualquier caso, fuera de plazo.

De momento, el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid decidió postergar la ejecución del desahucio para evitar así cualquier atisbo de trifulca pública con las personas que se unieron junto a la vivienda para detener el desahucio, si se intentaba llevar a cabo.

Una vez más, la acción conjunta del movimiento del 15-M junto a las Asociaciones de Afectados por la Hipoteca está dando sus frutos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *