Publicidad

Europa define una nueva normativa para la firma de hipotecas

Firma de hipotecaYa solo queda el voto final de la legislación por parte del Parlamento Europeo y el Consejo, pero se puede decir que a partir de ahora tenemos en Europa una nueva normativa para la firma de hipotecas. Todos los Estados miembros tienen desde ahora un plazo de dos años para adaptar estas normativas a la legislación nacional una vez que se hayan aprobado.

Unas normas que al menos son mucho más beneficiosas para el ciudadano que las hasta ahora existentes. Estas se aplicarán a los contratos de crédito garantizados por una hipoteca o o por otra garantía comparable en cualquiera de los Estados de la Unión Europea, así como los contratos cuya finalidad sea adquirir derechos de propiedad sobre fincas u otros edificios. Hacemos un pequeño resumen de algunas de las más importantes.

  • El consumidor dispondrá de un plazo de reflexión de hasta siete días para la firma de un contrato hipotecario. A su vez también dispondrá de siete días para poder retractarse de dicha firma
  • Antes de la firma el consumidor deberá tener en papel o de manera electrónica toda la información del contrato, clara y comprensible, para así conocer todos los costes que genera. Dentro de esta información se incluirán los créditos disponibles en ese momento en el mercado para que el cliente puede comparar
  • Los Estados están obligados a adoptar la dación en pago y hacer que los bancos limiten los cargos por impagos, además de exigir un tiempo razonable antes de proceder a una ejecución hipotecaria
  • Se reforzarán los criterios de evaluación de la solvencia económica del comprador
  • Se prohibirán las ofertas de crédito condicionadas a la compra de otro tipo de productos como seguros u otros elementos financieros
  • Existirá la posibilidad de introducir nuevas reglas de flexibilidad en el pago, como realizar el pago antes de tiempo, sin que la entidad pueda imponer multas adicionales
  • Por último, se impondrán condiciones estrictas para los préstamos en moneda extranjera

Como podéis comprobar, esta nueva normativa facilita mucho las cosas al comprador. Especialmente el apartado de la dación en pago es algo que se venía solicitando por activa y por pasiva. Parece que Europa, por fin, ha dado un poco en el clavo.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *