Publicidad

Hipoteca Libre y Bonificada del Banco Pastor

Banco Pastor es un banco moderno, independiente, sólido y saneado. Es uno de los bancos más capitalizados y dispone de los mejores datos de solidez financiera, tanto a nivel europeo como internacional (TIER1 7,46%, Ratio BIS 10,56%).

Además es uno de los bancos con más liquidez, tanto en a nivel español como europeo: el 69,7% de la inversión crediticia se financia íntegramente con depósitos de clientes. Cuenta con una amplia red de sucursales, oficinas de representación, oficinas de Banca Privada, oficina de Miami y servicios a distancia (teléfono e internet).

Con el máximo rigor y los más altos niveles de seguridad operativa e informática, así como prudencia en la gestión, ofrece los mejores productos para personas. A continuación detallaremos las características de dos tipos de Hipotecas:

  • Hipoteca Bonificada
  • Hipoteca Libre

Hipoteca Bonificada:

Con la Hipoteca Bonificada puede beneficiarse de descuentos en el tipo de interés según los servicios (nóminas, recibos…) y productos que tenga contratados con el Banco Pastor. Por cada producto que contrate, bonifican su interés.

Ventajas de la Hipoteca Bonificada:

Por cada producto que contrate, bonifican su interés. Usted decide qué productos quiere contratar y ellos bonifican por ello:

  • Los que necesita cada día: tarjetas , domiciliación de nómina, recibos de suministros básicos y Banca Electrónica.
  • Los que le protegen a usted y a su familia: seguro de hogar y vida.
  • Los que le ayudan a ahorrar para su futuro: planes de pensiones, fondos de inversión, etc

Si desea más información sobre este producto, o solicitar su contratación, puede acercarse a cualquier oficina de Banco Pastor.

Hipoteca Libre:

Este tipo de Hipoteca es sin cuotas fijas. Si usted quiere decidir la manera de pagar su hipoteca, en función de sus necesidades, cuenta con este innovador método de amortización libre.

Características y Ventajas:

  • Cuota mensual más baja: Usted decide cuándo y cuánto le va bien amortizar.
    Porque sólo pagará los intereses de la deuda pendiente en cada momento. Sin incluir amortización del préstamo.Así, mes a mes, tiene una cuota más desahogada.
  • Podrá esperar a finales de año para amortizar la cantidad exacta que le interesa, y así optimizar el resultado de su declaración de la renta. Sin excederse de la cantidad que puede desgravar ni quedarse corto.
  • Podrá ir amortizando cuando acumule unos ahorros o reciba las pagas extras u otros ingresos, llevando más desahogados el resto de meses.
  • O incluso, podrá decidir no amortizar absolutamente nada ese año, si no le va bien. Por ejemplo, el año de la compra de su vivienda, que ya tiene muchos gastos (la compra, los papeleos, los muebles) y, posiblemente, ya haya agotado su tope de desgravación fiscal.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *