Publicidad

El Euribor a punto de cerrar agosto en el 2,1%

Sorprendentemente el Euribor está a punto de cerrar un mes de agosto a la baja, con la estabilidad como norma y tranquilizando a los titulares hipotecarios que esperaban una vuelta de vacaciones peor de la que se van a encontrar definitivamente.

Y es que el Euribor lleva todo el mes de agosto rebajando sus valores del mes anterior, ofreciendo una tregua a todas las familias hipotecadas, y ya esta última semana de cotización completa del mes de agosto ha cerrado en el 2,099%, en tasa media mensual, con una tasa diaria por debajo, en el 2,083%, con lo que se espera que los tres días que quedan de cotización lo siga haciendo con esta tendencia.

Entonces, si tenemos en cuenta que agosto de 2010 cerró en el 1,421% nos encontramos con que todas las hipotecas que tengan que revisar su tipo de interés en función del Euribor del mes de agosto verán modificadas sus condiciones en poco más de 0,6 puntos porcentuales, similar, aunque menor, a los meses anteriores.

Sin embargo, las familias hipotecadas no pueden comenzar a echar las campanas al vuelo porque se trata de una situación de pan para hoy y hambre para mañana, ya que en cuanto el Banco Central Europeo vuelva a incrementar el tipo de interés para la zona Euro, algo que sucederá o bien en la reunión de septiembre, o bien en la de octubre, el Euribor estará condenado a volver a incrementarse.

Eso sí, las expectativas más pesimistas sobre un Euribor finalizando el año 2011 cerca del 3% se están viniendo abajo, y ya ningún analista se atreve a pronosticar por encima del 2,5%, que, visto como se está comportando el indicador en estos meses, no parece que se vaya a alcanzar.

Habrá que estar pendientes, eso sí, de la evolución de la crisis de deuda soberana para poder calibrar hacia donde se dirige la economía de la zona Euro, y con ello empezar a sacar conclusiones sobre las decisiones que pueda intentar tomar el Banco Central Europeo en las reuniones de estos meses venideros. Pero es seguro que antes de que se marche Trichet, en noviembre, dejará una nueva subida, para no cargar con esa responsabilidad al recién llegado Draghi.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *