Publicidad

El stock de viviendas de las entidades financieras no sale al mercado

El diario El Mundo ha realizado un excelente reportaje en el que pone de manifiesto que las entidades financieras no están poniendo en el mercado todas las viviendas que tienen acumuladas en sus bolsas tras los embargos y desahucios, aunque no parece haber una respuesta para ello más allá de mantener baja la oferta para que los precios no se desplomen.

Así, según los datos que maneja El Mundo, si tenemos en cuenta que el stock de viviendas construidas pero vacías en nuestro país, según los datos del Ministerio de Fomento, se sitúa en los 700.000 pisos y los pisos que las entidades financieras tienen ofertados en sus portales inmobiliarios ascienden a 85.583, es evidente que hay un desfase claro.

El BBVA es la entidad financiera española con más viviendas a la venta presenta, con un total de 15.000, pero el caso más curioso es el del Banco Santander que no oferta más allá de 4.000 viviendas, cuando su filial, Banesto, tiene más de 10.000 viviendas ofertadas en sus portales inmobiliarios.

Las previsiones del sector es que en breve puedan llegar al mercado hasta nuevos 100.000 inmuebles en venta por parte de las entidades financieras, aunque el proceso es lento ya que requiere del ajuste de muchas variables económicas y de que los procesos de embargo y desahucio lleguen a buen puerto, porque muchas veces tienen que ser pospuestos ante la aparición de una refinanciación de deuda de última hora.

Según los datos de El Mundo, el ránking de portales inmobiliarios de entidades financieras que ofrecen viviendas para la venta quedaría como sigue: BBVA (14.781 viviendas), Caixa Bank (12.035 viviendas), Bankia (10.529), Banesto (10.331), Banco Sabadell (7.772), Caja del Mediterráneo (7.245), Banco Santander (3.956), Ibercaja (3.601), Caixa Catalunya (3.301), Novacaixagalicia (2.315), Unimm (1.683), Banca Cívica (1.456), Caja Duero y Caja España (860), Bankinter (694), Banco Pastor (492), Cajamar (400) y Barclays (336).

En definitiva nos encontramos con que los pisos que los bancos están poniendo en el mercado no son más que un grano de arena en el tremendo desierto inmobiliario que sigue asolando la economía española, un lastre que está dificultando sobre manera la posibilidad de que España se recupere como país y comience a plantearse el futuro con ciertas perspectivas de crecimiento.

Es evidente que los bancos, por su parte, intentan mantener vivo el precio de los inmuebles a base de retraer la oferta, intentando engañar al mercado con un truco tan sencillo como manido, pero que está controlando la caída de precios del sector haciendo que la situación no sea tan grave.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *