Publicidad

Las Cajas de Ahorros apuestan por agilizar los embargos

José María Méndez, subdirector general de la CECA, ha comparecido en el día de hoy ante la subcomisión parlamentaria que estudia la posible modificación de la legislación hipotecaria vigente en la última sesión de ésta, la cuál será disuelta a partir del 26 de septiembre, junto al resto del Parlamento de cara a las elecciones generales de este próximo 20 de noviembre.

En su comparecencia, Méndez ha apostado claramente por agilizar los embargos hipotecarios, evitando la tremenda burocracia que los enreda y facilitando la transparencia de los mismos para que todo sea más claro y no haya sorpresas de última hora que puedan llevar a estropear los resultados.

En este sentido, las Cajas de Ahorros se suman a la tradicional petición de los Bancos para que los procesos de subasta de las viviendas embargadas lleguen al público en general, para que pueda haber más demanda efectiva durante su celebración y así pueda haber más compradores, evitando que tengan que ser las entidades financieras, en su mayor parte, las que tengan que quedarse con estas viviendas.

Si las subastas fueran claramente transparentes y más gente acudiera a ellas, habría, sin duda, más compradores y, por tanto, las viviendas no tendrían que pasar a los balances de las entidades financieras con lo que se generaría un mejor escenario para que el crédito fluyera con normalidad.

En otro orden de cosas, Méndez también ha apostado por buscar alternativas al Euribor, ya que al tratarse de un índice referenciado al tipo de interés interbancario a corto plazo es muy volátil, con lo que los ciudadanos se tienen que enfrentar a cambios demasiado rápidos en sus cuotas hipotecarias.

En este sentido, las Cajas de Ahorros apuestan por la creación de un grupo de trabajo por parte del Banco de España para que puedan determinar el índice más adecuado para que los consumidores no sean víctimas de la volatilidad del Euribor, y con ello sus presupuestos mensuales no se vean tan afectados por ella.

Hay que recordar que gran parte de los embargos y posteriores desahucios que se produjeron al principio de la crisis tuvieron que ver con el encarecimiento repentino de las cuotas mensuales como consecuencia de los aumentos del Euribor tras los incrementos del tipo de interés para la zona Euro perpetrados por el Banco Central Europeo.

Por último, Méndez también habló sobre la dación en pago y sobre la conveniencia de aplicarla en el sistema jurídico hipotecario español, o no, dejando muy claro que se trataría de algo muy negativo para las hipotecas en su conjunto, tanto para las entidades financieras como para los propios ciudadanos.

Además, según los datos que facilitó Méndez en su comparecencia, el 97% de los hipotecados están al corriente de pago, por lo que se aplicaría la dación en pago sólo para un 3%, con lo que se estarían generando unas hipotecas mucho más caras y con más restricciones para beneficiar a una minoría, perjudicando a una gran mayoría que tendrían que perder parte de sus privilegios para favorecer sólo a un 3%.

En definitiva, la subcomisión parlamentaria cerrará en falso por el adelantamiento de las elecciones y no aportará ninguna conclusión que pueda ayudar a mejorar en un futuro cercano la legislación hipotecaria española, que seguirá condenada al bloqueo casi absoluto de sus posiciones de mejora en el corto-medio plazo, provocando las dificultades generales del sector.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *