Publicidad

El Euribor sigue a la expectativa

El Euribor, índice de referencia de la inmensa mayoría de las hipotecas concedidas dentro de la zona Euro, sigue manteniéndose estable ante las idas y venidas del resto de la economía, retrocediendo en su cotización de manera diaria y, por tanto, en su media mensual, con lo que el cierre del mes de septiembre podría situarse por debajo del cierre del mes de agosto, como ocurrió con éste con respecto al mes de julio.

De hecho, este pasado 16 de septiembre, fin de cotización de la semana y un buen ejemplo del desarrollo del Euribor de aquí a final de mes, al encontrarnos justo en la mitad, el indicador cerró en el 2,066% en tasa diaria mensual, con una tasa diaria del 2,068%, muy por debajo en todo caso del cierre de este pasado mes de agosto, en el 2,097%.

Si el Euribor consiguiera mantener esta estabilidad y cerrara el noveno mes del año en valores cercanos al 2,06% nos encontraríamos en un incremento de unos 0,6 puntos porcentuales, ya que el mes de septiembre de 2010 cerró en el 1,42%, en tasa media mensual, en un valor casi idéntico al que había marcado un mes antes, en agosto de 2010, con lo que en este año 2011 se rompería esta tendencia que se había advertido hace ahora un año.

Así, los hipotecados que tengan que revisar sus hipotecas en función del cierre del Euribor de septiembre estarán de enhorabuena, una felicidad que puede extenderse para los próximos meses porque ahora ya no parce tan claro que el Banco Central Europeo esté por la labor de incrementar los tipos de interés para la zona Euro en su próxima reunión del mes de octubre.

El último acuerdo entre los principales bancos centrales del mundo, entre ellos el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos, para inyectar liquidez a los mercados hace pensar que el BCE no se atreverá ahora a tomar una decisión de contracción de la economía, como sería un incremento de los tipos de interés, porque estaría actuando de manera incoherente, en contra de la decisión previamente tomada.

De esta manera nos encontraríamos con un Euribor que no debería de incrementar su valor en el mes de octubre de manera ostensible, a la espera de que la entrada de Draghi como Presidente del Banco Central Europeo, en sustitución de Jean Claude Trichet, determine la nueva forma de operar del máximo organismo financiero europeo en los próximos años, aunque casi todos los analistas coinciden en afirmar que se mantendrán los mismos parámetros de actuación.

Por ello, pudiera darse el caso de que, en contra de todas las expectativas de hace unos meses, el Banco Central Europeo decida arrastrar el 1,50% como tipo de interés para la zona Euro para lo que queda de año 2011, con alguna previsión, más optimista que otra cosa, de que pudiera decidir reducirlo para dinamizar la economía, algo que no parece factible ante las tensiones de inflación que siguen amenazando a la economía europea desde diferentes puntos de vista.

De cualquier forma, los hipotecados pueden darse con un canto en los dientes durante estos meses, porque con la llegada de 2012 y el comienzo real de la recuperación económica, el tipo de interés para la zona Euro volverá a ser una prioridad para el BCE, lo cuál provocará un encarecimiento casi inmediato del Euribor, sin solución de continuidad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *