Publicidad

Las reformas que nos esperan en vivienda

El debate de investidura ha servido para conocer las reformas que planea Mariano Rajoy en materia de vivienda y que se irán implementando en los próximos. Entre ellas destacan algunas que ya se adelantaban en su programa electoral como mantener el IVA reducido sobre vivienda o mejorar la deducción por vivienda en el IRPF.

El discurso de Rajoy en el debate de investidura ha desvelado las líneas maestras de actuación del nuevo Gobierno de España para 2012. En el caso de la vivienda se avecinan importantes cambios, algunos de ellos para cumplir con lo prometido por el propio PP en la campaña electoral.

Las principales medidas en materia de vivienda que veremos implementadas en los próximos años son:

  1. Se mantiene IVA reducido para vivienda nueva al 4% durante 2012. Sin embargo, se implementan nuevas restricciones, ya que sólo se podrá aplicar a la vivienda habitual (hasta ahora era ‘universal’) y se establece un límite en el precio de adquisición que por ahora desconocemos cuál será.
  2. Mejoras en la deducción por vivienda. Aunque Rajoy habló de «recuperar» las desgravaciones por vivienda en el IRPF, lo cierto es que estas nunca llegaron a desaparecer, sólo se impusieron algunas restricciones en función de la base imponible del contribuyente. A efectos reales, suponía que para las compras posteriores al 1 de enero de 2011 sólo quienes tuviesen una base imponible inferior a 17.000 podrían seguir desgravando el 15% sobre 9.015 euros y que a partir de los 24.000 la deducción desaparecía. Ahora, Rajoy ha adelantado que habrá cambios pero no ha precisado cuáles. Si nos atenemos al programa electoral del PP la deducción volvería a ser ‘universal’ sin límites según la base imponible y el porcentaje a desgravar subiría al 25%.
  3. Saneamiento de los balances bancarios. Básicamente se trata de atacar las valoraciones que los bancos hacen de los activos inmobiliarios y que en la práctica les permiten mantener viviendas sin imputar las pérdidas de valor de las mismas. Según Rajoy este problema está «impidiendo un acceso adecuado de las entidades financieras a los mercados y, a su vez, contaminan la credibilidad de la Deuda Pública». Y para lograrlo plantea dos fórmulas concretas: la venta de los inmuebles terminados en manos de las entidades financieras y una valoración muy prudente de los activos menos líquidos como pueden ser solares y promociones sin terminar.

Estas medidas no estarían listas hasta por lo menos dentro de tres meses y en cualquier caso habrá que esperar al 30 de diciembre para conocer el contenido exacto de algunas de ellas. Del mismo modo, también habrá que esperar para saber si su aplicación, especialmente en el caso de la deducción de la hipoteca en el IRPF tiene carácter retroactivo, ya que de otra forma podría frenar en seco la compraventa de inmuebles, sobre todo la nueva vivienda, hasta la aprobación de los reglamentos.

De lo que no habló Rajoy es de las ayudas al alquiler ni de su deducción. Además, tampoco se pronunció sobre las ayudas de 210 euros al alquiler para jóvenes, que directamente podrían desaparecer, sobre todo si atendemos a lo que nos dice el programa electoral del PP al respecto.

Como ejercicio de comparación, aquí os dejamos el programa electoral del PP y el discurso de Rajoy. Buscar las diferencias, que las hay:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *