Publicidad

Euribor Junio, cierra en 2,144%

Hoy se han dado a conocer los datos correspondientes al cierre del Euribor de Junio, el cual ha mostrado un pequeñísimo descenso al cerrar a 2,144%, frente al 2.147%. del mes pasado.

El principal índice utilizado para la medición de los tipos de interés aplicables a las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de junio con un pequeño retroceso; aunque esto no significará que las hipotecas españolas no aumentarán, ya que la tasa actual se encuentra bastante lejos de la registrada en igual mes del año 2010.

Reducción mediante y todo el indicador aún se encuentra a niveles que no se observaban desde enero de 2009.

De esta forma, este mes, es el primero en que se muestra un descenso después de 14 meses de subas continuas, sin embargo, aún se continúa incrementando la brecha desde los mínimos históricos en los que se ubicó en el primer trimestre del año 2010, e implicando un nuevo encarecimiento de las hipotecas.

El indicador de junio, ha cerrado con 0,863 puntos más que los marcados en el mes de junio de 2010, cuando cerró en 1,281%.

A diferencia de los meses anteriores el impacto en los bolsillos españoles de estas subas ya se deja sentir. De hecho para una hipoteca de 150.000 euros, a un plazo de 25 años, con un diferencial sobre el Euribor de 0,80, el incremento anual es de 784 euros, es decir, unos 65 euros más en cada cuota mensual.

Los datos de Junio muestran una reducción del 0,003 % respecto del cierre de mayo pasado, y constituyendo un primer respiro en el año.  Sin embargo, las previsiones de los expertos continúan apostando por la continuidad de la tendencia alcista.

Esta morigeración de las alzas resultó producto de las perspectivas de un aplazamiento del nuevo endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que originalmente se preveía para julio.  Las tensiones respecto de la sostenibilidad de Grecia y un menor crecimiento economico de lo esperado, han aplazado las medidas que tenían por objeto contener la inflación, en un juego de poderes que aumentan la presión en el mercado interbancario y empujan al indicador.

Respecto del futuro la situación dependerá de la actitud que tome el BCE, y la evolución del nivel general de precios que se observe en la zona euro, producto del comportamiento del precio del petróleo.  Asimismo debe tenerse en cuenta que las ramificaciones de la crisis soberana de Grecia mitiga las expectativas de un nuevo endurecimiento.

Jean Claude Trichet, sugirió que seguirá subiendo las tasas rectoras, en caso de que los precios no respondan a las medidas ya tomadas. La posibilidad de nuevos incrementos sin duda, tendrán impacto en el Euribor, que ya se estima que cerrará el año 2011, entre el 2,5% y el 3,00%.

A continuación les presentamos el resumen para los últimos 12 meses, de los movimientos registrados en el indicador.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *