Publicidad

Las mejores hipotecas a interés fijo

Las hipotecas a tipo fijo han crecido en cuanto a volumen de oferta de manera notable en los últimos 12 meses. Resulta interesante echar un vistazo al mercado y comprobar cómo las mejores hipotecas a tipo fijo, efectivamente, han mejorado mucho su propuesta con respecto a hace tan sólo dos años.

MEJORES HIPOTECAS TIPO FIJO

Y es que, si bien las hipotecas a tipo variable referenciadas a Euribor comenzaron antes la evolución a la bajada de los diferenciales, es cierto que, como es normal, la banca ha esperado más tiempo antes de lanzar productos hipotecarios a tipo fijo que incluso se sitúan por debajo del 2% en algunos casos excepcionales.

En este post te mostramos las Mejores hipotecas

Las hipotecas a tipo fijo

Probablemente lo mejor que se puede decir de las hipotecas a tipo fijo, a diferencia de las hipotecas a interés variable, son estables. Esta estabilidad hace que no se encuentran expuestas a las condiciones del mercado a lo largo del tiempo.

Es muy importante tener en cuenta que esta, que es su principal virtud, también a la vez puede convertirse en su principal desventaja. Pensemos por ejemplo en el comportamiento de los tipos de interés en los últimos 20 años, y pensemos por extensión en los últimos 10 años donde los tipos de interés, a pesar de sufrir vaivenes, han ido disminuyendo hasta los mínimos históricos que conocemos actualmente, claro está que en este contexto alguien que hubiera firmado una hipoteca a tipo fijo hace 15 años con los tipos de entonces, mucho más elevados que los actuales, están pagando por encima de los precios del mercado y por tanto a costa de la estabilidad de su producto que no se ha movido en el tiempo, efectivamente tiene una hipoteca más cara.

Sin embargo, el hecho de encontrarnos en un punto en el que los tipos de interés se encuentran en mínimos históricos, y un mercado a futuro incierto en el que la evolución al alza de los tipos variables parece un hecho aunque sin conocer los techos máximos, los productos hipotecarios a tipo fijo han vuelto a cobrar interés y, sobretodo, han reducido de manera muy notable dichos tipos buscando ofrecer un producto más asequible y más atractivo.

Por otro lado, entre las desventajas de las hipotecas a tipo fijo, además de lo ya citado, nos encontramos con productos que generalmente no ofrecen los mismos plazos de amortización, aunque, también es cierto que estos plazos han aumentado considerablemente y que podemos encontrarnos asociados dentro de algunas de las mejores ofertas.

Consejos básicos para ahorrar antes de la firma de la hipoteca

HIPOTECA

Hipoteca a tipo variable

Parece razonable en un artículo dedicado a las hipotecas a tipo fijo guardar un espacio para las hipotecas a tipo variable. Durante los dos últimos años hemos asistido a una evolución espectacular en lo que a bajada de intereses se refiere en las hipotecas a tipo variable, que sólo ha sido comparable en las de tipo fijo durante los últimos 12 meses, pero no antes.

A pesar de un ligero encarecimiento, y de una revisión ligeramente al alza que parece previsible que ocurra durante 2016, hoy en día las hipotecas a tipo variable sigue siendo tremendamente asequibles, y, a medio plazo, la evolución de los tipos parecen seguir aconsejando este producto como indica. Sin embargo, nunca debemos olvidar que estas hipotecas se supeditan a los vaivenes del mercado, vaivenes que como hemos comprobado en los últimos cinco o diez años ocurren con mucha más rapidez de lo que podemos llegar a pensar los usuarios de pie.

Ventajas de las hipotecas a tipo fijo

Como su propio nombre indica las hipotecas a tipo fijo plantean un tipo de interés constante durante toda la vida del préstamo hipotecario, lo que permite una mejor planificación financiera de nuestra economía. En el fondo se trata de préstamos más seguros, aunque en ocasiones como contrapartida puedan ser algo más caros durante los primeros años. Eso sí, con la tranquilidad de que si el euribor o el resto de índices suben no nos veremos afectados.

Cuando interesa una hipoteca a tipo fijo

En este punto parecería más interesante que preguntar el cuándo, preguntar el quién. Como hemos visto en la actualidad tanto las hipotecas a tipo variable como las hipotecas a tipo fijo pueden ser susceptibles de resultar interesantes, unas por lo bajo de los tipos en la actualidad y una previsión a medio plazo de un crecimiento ligero todo caso de dichos tipos, y otras por la estabilidad que proporcionan a partir de un tipo de interés efectivamente no muy elevado siempre que se cumplan las condiciones máximas de vinculación.

Por tanto, realmente la decisión de contratar o no una hipoteca a tipo fijo va a tener más que ver incluso con el perfil de usuario que con el momento por el que este producto atraviesa. Un perfil de usuario que puede asumir sin problemas las cuotas, que prefiere apostar por unas hipotecas a medio plazo de amortización, y que tiene una certeza razonable de sostener en el tiempo sin problema en pago de las cuotas, cumple muchos requisitos básicos para poder estar interesado en contratar una hipoteca a tipo fijo.

Debemos pensar que nada hacen presagiar hoy en día que la futura evolución de los tipos de interés sea tan brutal que modifique de manera radical el panorama de los tipos de interés, aunque, recordemos, hace 15 años también pensábamos algo parecido.

hipoteca

Hipotecas online o presenciales

Esta es otra de las dudas importantes que se generan a la hora de elegir hipoteca. Hoy en día la oferta de hipotecas online, sin ser aún equivalente a la presencial, es elevada y con características propias.

A la hora de contratar la hipoteca probablemente la decisión de hipoteca convencional o hipoteca a través de Internet sea una de las primeras que tenemos que tomar. Hay que tener en cuenta, como veníamos diciendo, que las características de las hipotecas online pueden ser algo diferentes a la hipoteca tradicional, sin embargo, a diferencia de lo que se suele creer, no necesariamente van a ser más baratas.

Contratar hipoteca a través de Internet lo que ofrece es mayor velocidad en los trámites, y en algunos casos, pequeños abaratamientos. Sin embargo, esta diferencia de costes no es significativa en la actualidad, más aún, en los mayores niveles de vinculación y bonificación que se pueden obtener en los préstamos hipotecarios se encuentran en las hipotecas convencionales. Por tanto, probablemente en una comparativa exhaustiva veríamos como en lo que se refiere a costes no sólo no hay diferencia sino que las hipotecas convencionales pueden llegar a ser más baratas.

Es cierto que despojadas de las vinculaciones y bonificaciones en esa comparativa entre hipotecas las contratadas a través de Internet pueden ofrecer beneficios relacionados con la rapidez en la contratación, la agilidad en los trámites y esas pequeñas diferencias a su favor en cuanto a costes. En el otro vértice, se trata de hipotecas cuyos límites de concesión son más estrechos generalmente que en las hipotecas convencionales, es decir, se destinan a perfiles con mayores niveles de solvencia y probablemente se muestran con exigencias de contratación más elevadas que la media.

Asimismo de media, estas hipotecas resultan más rígidas en lo que a límites máximos de financiación y plazos de amortización se refiere.

Hipoteca Ahora Liberbank
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 1.90%
Hipoteca Mari Carmen Abanca
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2.49%
Hipoteca Fija Bankinter
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2.30%
Hipoteca Expansión Banco Sabadell
  • Plazo amortización 30 años
  • Interés 3.25%
Hipoteca Fija Kutxabank
  • Plazo amortización 30 años
  • Interés 2.50%
Hipoteca Fija BBVA
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2.20%
Hipoteca Fija Santander
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2%
Hipoteca Tipo fijo Bankoa
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2.10%
Hipoteca Interés Fijo Bankia
  • Plazo amortización 20 años
  • Interés 2.25%

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *