Publicidad

Calcular la revisión de la hipoteca

Cada seis meses o de forma anual, todas las hipotecas a tipo variable tiene que pasar su particular ITV. La revisión de la hipoteca sirve para actualizar el préstamo a las condiciones de mercado. Lo que se hace es renovar el índice de referencia a su valor en ese momento, pero como no suele tomarse el último dato publicado es posible adelantarse para calcular la revisión de la hipoteca. Os explicamos como.

La revisión de la hipoteca suele generar bastantes dudas entre los hipotecados por más que pueda parecer una operación de lo más sencilla. Antes de entrar a explicar como se revisa la hipoteca y como se calcula la revisión de la hipoteca conviene aclarar en qué consiste este hecho que afecta a las hipotecas a tipo variable. De forma resumida se trata de actualizar el valor del índice de referencia hipotecario que figura en el préstamo al valor que refleje en ese momento. Evidentemente, esto servirá para alterar la cuota que se venía pagando y para que esta suba o baje en función de la evolución del índice.

El índice por excelencia en hipotecas es el Euribor, aunque con la reforma hipotecaria podría ponerse de moda el Insterest Rate Swap o IRS a cinco años.  La revisión de la hipoteca suele hacerse de forma semestral o anual, aunque en los últimos tiempos la mayoría de entidades apuestan por la primera opción, que está mucho más pegada a los acontecimientos del mercado. Es importante recalcar que la revisión de la hipoteca debe llevarse a cabo siempre en el mismo mes, que debe aparecer de forma forzosa en la escritura de la hipoteca.

Como se revisa la hipoteca

A la hora de revisar la hipoteca los bancos suelen tomar como referencia el Euribor Hipotecario BOE que publica el Banco de España entre el día 1 y 5 de cada mes. Al tomar como referencia el euribor publicado el mes anterior, esto quiere decir que se hace con el euribor efectivo de dos meses atrás. Esto facilita mucho el cálculo de la revisión de la hipoteca y la cuota resultante. De hecho, sólo será necesario sumar el diferencial que pagamos al nuevo valor del índice de referencia para dar con nuestro nuevo tipo de interés.

Precisamente por eso es tan importante tener en cuenta la evolución del euribor o el índice de refencia de nuestra hipoteca antes de firmar el préstamo. De esta forma podremos llevar a cabo una mínima planificación de nuestros pagos.

Lo que además habrá que revisar después es el sistema de amortización que será el que nos diga que porcentaje de capital amortizaremos y cuanto irá al banco en forma de intereses con la nueva composición surgida de la revisión de la hipoteca.

Si quiere saber más del mundo de las hipotecas, y realizar comparaciones entre las diferentes ofertas que existen en el mercado español, puede consultar en Hipolisto.

También te puede interesar:

Imagen – Images_of_Money

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *