Comparador de hipotecas

| 26/11/2011 | 3 Comentarios

Contratar una hipoteca es un paso muy importante en la vida de una persona.  Tengamos en cuenta, que implica asumir un compromiso financiero que nos acompañará gran parte de nuestras vidas, ya que los plazos suelen oscilar entre los 25 y los 35 años. Por eso, resulta importante comparar las hipotecas y elegir las hipotecas más baratas o la que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

En el mercado se encuentra disponible una muy variada y amplia selección de préstamos hipotecarios, los que a su vez ofrecen un sinnúmero de alternativas y condiciones.

No es aconsejable firmar una hipoteca con un banco o caja, sólo porque ésta nos las ofrece.  Las posibilidades son muchas y deben ser analizadas con detenimiento, de forma de evitarnos sorpresas desagradables en el futuro.

Ya de por sí y dependiendo de nuestra situación particular, deberemos evaluar la convenciencia de contratar un préstamo a tipo fijo, uno a tipo variable o bien una combinación de ambos.

Una hipoteca a tipo fijo, nos permitirá conocer de antemano y sin cambios ni sorpresas el valor de nuestra cuota hipotecaria, durante toda la vida del préstamo.  Sin embargo, este tipo de préstamos suele ofrecer un plazo de financiación menor al de las hipotecas a tipo variable, así como un interés mayor al general.  Este sobreprecio tiene su contrapartida: la estabilidad de la cuota.

Una hipoteca a tipo variable, pondrá a nuestra disposición el dinero para la compra de la vivienda, debiendo devolver un importe que se irá ajustando en función de la evolución de algunos de los índices, como pueden ser el Euribor, el IRPH Bancos, IRPH Cajas o bien el CECA.

Normalmente las hipotecas a tipo variable suelen ofrecer un mayor plazo para su amortización.  En el caso de personas menores de 35 años, estos plazos se suelen extender hasta 40 años e incluso los 50 años.  Por supuesto, que el coste de este tipo de préstamos es menor a los de las hipotecas a tipo fijo, pero debemos tener cuidado con los siguientes ítems:

  • Comisiones por cambio de condiciones

Asimismo, y como una combinación de las dos propuestas anteriores encontraremos las hipotecas a tipo mixto, las cuales suelen ofrecer un tipo de interés fijo durante un lapso inicial determinado por cada entidad y un tipo variable el resto de la vida del préstamo.

Desde Financialred, contamos con un muy buen comparador de hipotecas, llamado Hipolisto. Hipolisto nos permitirá no sólo conocer las propuestas disponibles en el mercado, con una amplia descripción de las condiciones ofrecidas, sino también efectuar la compraración entre unas y otras, observando los distintos resultados.

De esta forma, y combinando los resultados obtenidos con aquellos que podremos obtener utilizado una calculadora de hipotecas, cualquier persona podrá observar la convenciencia respecto de una y otra de las muchas propuestas que encontraremos en el mercado.

Asimismo también podrán simularse distintos escenarios futuros, ante subas o disminuciones en los tipos de interés, y el impacto de los mismos en la cuota de la hipoteca.

Al utilizar el simulador de hipotecas, tan sólo deberá introducir la cantidad que usted necesita para comprar su vivienda, agregando el plazo y la tasa de interés propuesta, donde obtendrá como resultado una cantidad de pago que todos los meses deberá efectuar, así como el total de los intereses generados por el préstamo al final del término.

También te puede interesar:

Tags:

Categoría: Guía hipotecaria

Deja un comentario


Logo FinancialRed