Publicidad

¿Qué podemos esperar de las hipotecas, el euribor y el precio de la vivienda en 2012?

En un entorno económico poco favorable, el año 2012 no ofrece demasiados buenos augurios. ¿Qué podemos esperar en el ámbito hipotecario? ¿Cuál será la evolución del Euribor? ¿Y el precio de la vivienda en 2012?

Acabamos de comenzar el año y la mayoría de datos macroeconómicos que vamos conociendo no invitan al invitan al optimismo. Para empezar, ya sabemos que la economía española entrará en recesión en 2012 y que la actividad económica tardará en recuperarse, al igual que el problema del desempleo. En este entorno cabe esperar que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga sus tipos de interés en niveles bajos para así tratar de incentivar el consumo, lo que en teoría debería servir para presionar al euribor a la baja. Así, la previsión del euribor para 2012 es de caídas más que de subidas, tal y como estamos viendo en los primeros días del año, con el indicador por debajo ya del 2%.

Aquí tenemos el primer punto para saber cuál será la evolución de las hipotecas en 2012 o por lo menos de los hipotecados. Y es que las caídas del euribor tendrán un efecto positivo en sus cuentas en el momento de la revisión de la hipoteca. En este sentido podemos esperar que las hipotecas ya firmadas no se encarezcan demasiado a lo largo de 2012 e incluso muchas de ellas pueden bajar, especialmente si el euribor mantiene la tendencia actual con el paso de los meses.

¿Y para quienes quieran firmar ahora una hipoteca? Aquí es donde el panorama cambia y la crisis se deja sentir de forma negativa. Podemos esperar una mayor restricción del crédito, especialmente en el apartado hipotecario y para financiar viviendas que no estén en poder de los bancos e incluso estas últimas empiezan a empeorar sus condiciones de compra y financiación. A efectos prácticos, supone que habrá que cumplir más requisitos para conseguir una hipoteca y que los bancos serán mucho más duros en sus condiciones para prestar dinero. Previsiblemente esto afectará tanto a la necesidad de contar con altos ingresos recurrentes como al límite de endeudamiento y el porcentaje a financiar sobre el valor de tasación de la vivienda.

Además, aunque el ejercicio ha comenzado sin cambios reseñables en cuanto a las mejores hipotecas del mercado, cabe esperar que si el euribor sigue cayendo las entidades se cubran aumentando el diferencial sobre el índice de referencia.

La única noticia positiva para quienes están pensando en comprar una casa en 2012 es precisamente que el precio de la vivienda seguirá bajando. Hasta donde es la gran incógnita, pero no podemos descartar caídas de entre el 8% y el 10% en términos reales. Sin duda la recuperación de la deducción por vivienda habitual sin límite en función de la base imponible servirá para frenar este retroceso, pero no para detenerlo por completo. Quizás hacia finales de 2012 pueda empezar a ser un buen momento para plantearse la compra.

También te puede interesar:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *