Publicidad

Hipotecas ‘de calidad’ como alternativa a la dación en pago

La victoria electoral de Mariano Rajoy sirvió para descartar un cambio legislativo que avale la dación en pago, algo que sí incluía el programa del PSOE, pero esto no quiere decir que no se estén llevando a cabo movimientos para cambiar la realidad del sector y hacer más justo el proceso de ejecución hipotecaria. La última medida que se plantea es la institución de lo que se denominan hipotecas “de alta calidad”.

Según podemos leer en Cinco Días la posibilidad de que se adopte el sistema de dación en pago es cada vez más remota. Desde aquí ya hemos puesto en tela de juicio la idoneidad de saldar la hipoteca con la vivienda por el efecto negativo que podría tener sobre la ya ‘tocada’ concesión de préstamos hipotecarios en España (sólo hace falta ver los últimos números de hipotecas constituidas sobre vivienda). Y es que si se implanta la dación en pago lo más lógico sería ver un incremento en los costes de financiación, ya que el banco estaría asumiendo un riesgo adicional a la hora de conceder la hipoteca que hasta ahora corría a cuenta del cliente.

Entre las alternativas que se barajan figura poner un límite a la cantidad que el banco puede prestar en el caso de préstamos sobre vivienda para establecerla en el 80% del valor de tasación, el porcentaje máximo que se está concediendo hoy en día salvo la excepción de las hipotecas por el 100% que ahora se pueden ver dentro de los préstamos de las inmobiliarias de los bancos y de las hipotecas para jóvenes. Esta solución no termina de convencer a los expertos y por ello va tomando forma una tercera vía que podríamos calificar como “hipotecas de alta calidad”. Este término se utiliza para designar a los préstamos que cuentan con más garantías de pago y supondría la inclusión en la hipoteca de un seguro de crédito que permitiría conceder préstamos sin límite sobre el valor de tasación.

En concreto, el banco financiaría hasta el 80% de la operación y el resto quedaría avalado por la compañía de seguros a un coste asumible para el sector y que no alcanzaría el punto porcentual adicional sobre los intereses que cobra el banco. La fórmula, utilizada en Italia y Canadá, lo que hace es proteger al banco de forma que si un hipotecado no puede hacer frente al préstamo y se llega  a la ejecución hipotecaria, la compañía de seguros abonaría al banco por la operación como si se tratase de un siniestro y el hipotecado no debería seguir pagando porque el seguro respondería por él.

¿Dación de pago en Cataluña?

Donde puede que sí veamos en breve la dación en pago es en Cataluña. El Mundo publica que el anteproyecto de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de Cataluña de 2012 incluye medidas hipotecados para que no sean desahuciados tan rápidamente si no pueden hacer frente a las cuotas. En último término  la Generalitat ampararía incluso la entrega de la casa para saldar la deuda.

También te puede interesar:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *